Categorías
Uncategorized

¿Por qué la gente compra pinturas?

La gran pregunta es, ¿por qué la gente compra pinturas? ¿Es solo para sentir que han comprado algo, para llenar la pared para que no esté cubierta de blanco, o porque amaban y apreciaban el arte, especialmente una obra de arte? Ahora, para mucha gente, una pintura es simplemente un relleno, para cubrir esas cosas blancas en la pared, para que cuando alguien entre en la casa no se queje de estar cegado por todo el blanco, o para que no digan que su casa es demasiado «simple», ya sabes cómo es. Otras veces, las personas simplemente compran para sentirse bien consigo mismas.

Están navegando por un mercado mundial y ven una foto, tienen un poco de dinero extra para gastar, y lo siguiente que sabes, ahí va el dinero por el desagüe.

Pero, ¿qué pasa con esas galerías de arte donde las pinturas se venden por miles de dólares, por qué alguien pagaría tanto? La pintura es una forma de arte, algunas personas nacen con ese don, para pintar. Algunas personas ven una pintura como una pintura, otras la ven como una obra maestra, y para esas personas, pagar un buen dinero por una obra de arte es completamente aceptable.

Además de eso, los artistas a menudo pasan su vida luchando por vender sus obras de arte. Lo hacen por la pasión, el amor por el arte, no por el dinero. Pero es una gran ventaja cuando obtienes una gran puntuación en una obra de arte que creaste por ti mismo, que nadie en este mundo puede replicar exactamente.

Cada uno tiene su propio estilo, ya sea lejano o muy similar a los demás, ningún artista es exactamente igual. Eso significa que no hay un mal artista. Es posible que tus cartas no sean legibles, pero está bien, porque es una forma de arte. Esa es su belleza. No tienes que ser perfecto cuando se trata de arte. Por ejemplo, las pinturas al óleo de playa nunca son perfectas.

Los aceites viajan en lugares que no se desean, pero eso es lo que lo hace aún más un arte, no el folleto exacto de juego por juego sobre cómo dibujar una playa. Lo mismo con las pinturas de las aldeas, ves muchas pinturas de las aldeas que los techos de las casitas ni siquiera están bien unidas, pero eso está bien, porque es arte.

Estas pinturas son dos grandes ejemplos de por qué no tienes que ser perfecto, simplemente debido al hecho de que incluso si tu techo no está unido, o la pierna de un bañista se desvió hacia la arena por un curioso derrame de petróleo. Las grandes pinturas nacen de errores, imperfecciones.

Una pintura en una habitación puede hacer toda la diferencia en cuanto a cómo te sientes en la habitación, si es una habitación oscura, con una pintura oscura, puede hacerte sentir deprimido o no tan feliz. Por otro lado, una pintura brillante y colorida, ya sean pinturas al óleo de playa o pinturas de pueblo, esas pueden dar buen rollo, unas que te ponen de mejor humor porque puedes ver la luz. Las pequeñas cosas, los pequeños detalles son las cosas que marcan la diferencia cuando se trata de pinturas.

No se trata de las líneas perfectas y el sombreado exacto, se trata de la creatividad y la originalidad puesta en él. Junto con eso, el esfuerzo. Se puede decir una pintura que es sin esfuerzo, y una que requirió esfuerzo. Pero más aún, corazón. El corazón es algo que brilla a través de las pinturas.

Puedes ver la pasión de alguien por lo que hacen con los pequeños detalles, y puedes ver una falta de pasión. El arte es tan profundo, que a veces es imposible de comprender. Es posible que no lo entendamos para siempre, o que nos demos cuenta unos años más adelante de lo que significaba algo, o a veces puede llegar a nosotros al instante.

El arte que tiene pasión lleva un mensaje, se sepa o no, el mensaje está ahí, nos corresponde a nosotros descubrir ese mensaje. Si te interesa saber algo caliente y algo curioso este lugar será para ti, puedes visitar nuestra pagina de retardante masculino y acuerdate de decirles a tus amigos o familiares sobre nuestra tienda.